Blog

Así acabó con el absentismo laboral Técnicas Reunidas

19/04/2018

El absentismo laboral puede llegar a comprometer la ejecución de un proyecto, afectando a la productividad y disparando los costes. La Industria 4.0 aporta soluciones y brinda resultados espectaculares.

Ejecutar proyectos de gran envergadura conlleva tener en cuenta muchos factores de cara a cumplir con las fechas y presupuestos establecidos. Una mala estrategia puede derivar en serios problemas organizativos que pongan en riesgo los procesos, las tareas, y los costes.

Uno problema con el que hay que lidiar es sin duda el absentismo laboral, esto es, la ausencia del puesto de trabajo de los empleados. Y esto es aún más determinante cuando el proceso involucra la gestión de miles de empleados.

Cifras que hablan del peso del absentismo laboral

Según datos del último trimestre de 2017 recogidos por Randstad Research, el absentismo laboral cuesta a las empresas españolas casi 50.200 millones de euros cada año. Esto equivale al 4,5% del Producto Interior Bruto (PIB) nacional.

Este problema afecta especialmente a España donde resulta especialmente significativo si lo comparamos con otros países de Europa.

Adecco ha concluido que España es, junto a Suiza, el país donde más días (11)  al año se ausentan los empleados.

Su impacto tanto en aspectos como la productividad (que se reduce) o en los costes empresariales (que se incrementan) compromete la competitividad empresarial.

Obviando las causas justificadas (por enfermedad, etc.) resulta imperativo actuar de forma efectiva cuando los motivos no son justificados. Aquí tiene especial peso la llamada Ausencia parcial, aquella que resulta de llegar tarde o abandonar el puesto durante un tiempo. Es decir, horas de presencia en el trabajo que no se traducen en horas reales de trabajo.

Nuevas tecnologías para combatir un problema humano

Técnicas Reunidas, compañía española líder en construcción en el sector energético, había mejorado en 2017 sus ventas e incrementado su cartera merced a las últimas adjudicaciones, pero tuvo que hacer frente a contratiempos que afectaron sus márgenes por cancelaciones y sobrecostes en varios proyectos.

Cuando tuvieron que plantearse un proyecto que requería de 40.000 personas de mano de obra, optaron por buscar la mejor forma de controlar a miles de personas para asegurar, dentro de lo posible, que la obra no se alargara por el absentismo laboral no justificado de sus trabajadores. No hacerlo podría suponer un importante desvío del presupuesto inicial y en los plazos de finalización.

Entra en juego la Industria 4.0

Evectia llevó a cabo un análisis en profundidad para detectar las medidas que disminuyeran su impacto.

La lucha contra el absentismo laboral puede abordarse desde distintos ángulos (técnicas de motivación, mejora del ambiente laboral, conciliación laboral…). Dependerá de variables como la estructura y el modelo empresarial donde se quiera aplicar.

Se concluyó que la forma más eficaz para conocer y corregir el alcance del absentismo era emplear un “Control de Personal o Presencias”. Esto posibilitaría medir su magnitud y establecer políticas de corrección.

Se desarrolló entonces un sistema que permitiera la identificación, captación y tratamiento masivo de información crítica, tanto de los trabajadores como de su entorno. Poder además recabar y analizar los datos en tiempo real permitiría maximizar la fiabilidad y reaccionar de forma muy rápida.

La tecnología de proximidad como solución de control

Se optó por ubicar sensores (beacons) con el fin de controlar de forma total a todos los trabajadores. El uso de esta tecnología de proximidad indicaba de forma inmediata si el empleado estaba o no en su zona de trabajo asignada.

Por otra parte, un sistema permitía escanear el bus cuando llegaba a la planta. Este contaba el número de trabajadores que iban en su interior, y los identificaba.

La experiencia fue notable. El fraude por absentismo se redujo casi a 0, lo mismo que la siniestralidad. En cuanto a la productividad, se vio incrementada de forma clara, y todo esto se reflejó en forma de beneficios para la empresa. La convirtió en una industria 4.0.

Los buenos resultados cosechados llevaron a que el proyecto recibiera el Premio Impulso de la Industria Conectada en su edición de 2017, un galardón que se concede a aquellas empresas de “Industria Conectada” que guían a las industrias en el entorno 4.0.

Si continúas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar