Blog

El M2M y el tratamiento de datos son claves en el éxito de un proyecto

15/03/2018

La última década ha visto cómo el IoT ha adquirido gran protagonismo, pero no hay que confundirlo con M2M. Identificar correctamente esta última conectividad ayudará a entender cómo su aplicación puede beneficiar en la consecución de un proyecto.

La posibilidad de comunicar con cientos o miles de máquinas para interpretar la información que capturan de su entorno ha revolucionado muchos ámbitos. Normalmente se habla de IoT pero en el mundo industrial este término suele utilizarse con demasiada ligereza y tiende a canibalizar otro concepto: M2M.

En efecto, M2M (Machine to Machine) y el IoT hacen referencia a tecnologías interrelacionadas, pero no son lo mismo. M2M se asocia a conexiones en remoto entre máquinas, procesadores embebidos, sensores inteligentes y hasta en maquinarias más grandes y complejas, en un sistema cerrado (mientras que IoT interconecta dispositivos a través de estándares abiertos a plataformas Cloud).

En 2014 cerca de tres millones de máquinas empleaban ya la línea telefónica para comunicarse.

Según vaticina la M2M Alliance, para 2020 habrá hasta 20.000 millones de pares de dispositivos que se comunicarán entre sí, en un mercado que moverá unos 250.000 millones de dólares.

El intercambio de información (automática y bidireccional) que se genera entre dos dispositivos M2M y que mandan información a una plataforma que interpreta los datos, sirve para gestionar y optimizar aspectos de mantenimiento, permitiendo hacerlo en tiempo real y a distancia.

Así pues, destaca por permitir la actualización de sistemas o realizar diagnósticos por medio de telemetría industrial y vigilancia remota. Se abre la posibilidad de tener un control del estado de un aparato en el instante.

Pero no solo hablamos de las comunicaciones entre dispositivos. M2M también comprende a los componentes hardware, middleware y las aplicaciones que la permiten.

Topología de la conectividad M2M

Los datos capturados se deben filtrar para ser reinterpretados en última instancia por otros sistemas más inteligentes o bien por personas. Para ello se habilitan sistemas que aunque no están conectados constantemente, sí sean capaces de obtener informes de los datos almacenados.

Esta información puede consistir en parámetros configurables, variables de proceso, notificaciones, incidencias o diagnósticos, entre otras cosas. La ventaja más evidente es la reducción de costes en los servicios de gestión.

La automatización de tareas aprovechando el análisis de datos es una tendencia que forma parte de la disrupción de la transformación digital.

La comunicación M2M involucra varios elementos:

  • Dispositivos o end-devices: recaban la información de las maquinarias y las transmiten al puesto de control. También pueden recibir datos.
  • Gateway: ejercen de intermediario entre las redes de conectividad.
  • M2M area network: redes que forman los dispositivos conectados M2M y el Gateway.
  • Redes troncales (M2M core network): encargadas de poner en comunicación a los dispositivos y las redes M2M con las plataformas finales (que reciben e interpretan los datos).
  • Aplicaciones M2M: software que procesa y genera informes de los datos.

Ventajas que aporta un sistema en el que dialogan las máquinas

Interpretar los datos intercambiados en sistemas M2M de forma estadística, combinarlos con históricos y aplicar correcciones de medida, conduce a la agilización de los sistemas de gestión contables. De este modo se pueden mejorar aspectos como la experiencia de usuario, potenciar la productividad en maquinaria industrial o elevar los niveles de competitividad en la producción.

Dependiendo del ámbito sonde se aplique, nos encontramos con que esta conectividad puede detectar fallos y gestionar automáticamente recambios o administrar gastos energéticos según las condiciones externas. También hace posible establecer métodos de control y brindar datos relevantes de telemetría.

En el caso de que se disponga de grandes maquinarias, ya no es necesario disponer de un ingeniero especializado en software o hardware industrial encargado del mantenimiento de cientos de máquinas en una planta de producción. El M2M permite gestionarlo todo de forma eficaz y en remoto.

Actualmente podemos encontrar ejemplos de su aplicación en la gestión de almacenes, robótica, tráfico, servicios logísticos, cadena de suministro, flotas de vehículos, etc.

En definitiva hablamos de elementos tan decisivos y críticos en cuanto a la productividad como la optimización de recursos o la automatización de procesos. Mediante el uso de herramientas tecnológicas M2M de última generación se obtiene fiabilidad, una gran efectividad operativa, rentabilidad de los negocios y eficiencia en la toma de decisiones. Todos factores cruciales en el éxito de un proyecto.

 

Si continúas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar